inversion-a-largo-plazo inversion-a-largo-plazo

Invertir a largo plazo: ¿es la mejor estrategia?

UniBlog

Si no ponemos nuestro dinero “a trabajar” perderemos poder adquisitivo debido a la evolución de la inflación. Si piensas invertir a largo plazo debes tener en cuenta unos principios básicos

25 Oct 2022

4 Min de lectura

Invertir a largo plazo es algo que da vértigo a muchas personas. Quieren invertir sus ahorros, que le den una rentabilidad y que quizá pueda darles un soporte económico en el futuro... Pero eso de “a largo plazo”, a priori puede generar cierto rechazo, sobre todo al pequeño inversor. Sin embargo, es la mejor estrategia

 

Lo cierto, es que a lo largo de nuestra vida tendremos, sin duda alguna, distintos objetivos financieros en función de nuestras circunstancias y la situación personal en la que nos encontremos. Invertir a largo plazo se revela, según los expertos inversores, como la mejor estrategia para alcanzar nuestros objetivos financieros.

 

Todos estamos muy ajetreados en nuestro día a día y vemos el futuro como algo lejano. Pero el futuro está más cerca de lo que creemos y dedicar el tiempo necesario para prepararnos y evitar sorpresas es crucial.

 

Es necesario tener un plan para ahorrar e invertir a largo plazo. Fijarse unos objetivos claros e ir revisando su evolución a lo largo del tiempo. Probablemente no seamos capaces de hacerlo solos por lo que es una opción recomendable recurrir a un profesional que nos ayude y nos acompañe en el camino de la gestión de nuestros ahorros y ponga a nuestra disposición las soluciones adecuadas según nuestro perfil de riesgo y de los diferentes horizontes temporales.

 

Principios básicos para invertir a largo plazo

 

Si nos decidimos a invertir a largo plazo y queremos conseguir los objetivos financieros que nos hayamos planteado, es importante tener en cuenta una serie de principios básicos:

  • Cuenta con que vas a vivir mucho tiempo: es una buena noticia, pero a lo largo de la vida tendremos que ir haciendo frente a muchos tipos de gastos y, si no hemos realizado una adecuada planificación, podemos encontrarnos sorpresas desagradables por no contar con el nivel de ahorros suficiente.
  • La liquidez rara vez manda: la inflación está al acecho, es el enemigo permanente de nuestros ahorros, y si no ponemos el dinero “a trabajar”, perdemos poder adquisitivo con el tiempo. Ese coste de oportunidad puede llegar a niveles muy notables en épocas como la actual, con una inflación elevada. Mantener los ahorros únicamente en liquidez nos empobrece a lo largo del tiempo
  • Comienza a invertir pronto y reinvierte la renta de tus inversiones: el interés compuesto es fundamental, por lo que cuanto antes empecemos a ahorrar y a invertir nuestro dinero, mayores alegrías nos deparará el futuro.
  • La rentabilidad y el riesgo suelen ir de la mano: ser inversor consiste en decidir si se pueden soportar los altibajos en la consecución de nuestros objetivos. Por ejemplo, la inversión en renta variable global podría ser una vía para conseguir rentabilidades potenciales más altas, pero puede que sufra altibajos más acusados. Con una inversión en una liquidez más “tranquila” no sufriremos tanta volatilidad, pero la rentabilidad -en la muchos casos- no superará la inflación y perderemos poder adquisitivo.
  • La volatilidad entra dentro de lo normal: cuando las condiciones de mercado son cambiantes, surge la inquietud la tentación de cambiar el rumbo de la inversión, lo que lleva a cometer errores. Si ese rumbo se ha planeado bien, es recomendable mantenerlo y esperar. En 31 de los últimos 41 años (un 76% de los periodos), la renta variable europea ha terminado el año generando rentabilidades anuales positivas.
  • Invertir en el momento justo es difícil: Es difícil acertar en los momentos de entrada y salida justos cuando hablamos de invertir. En muchas ocasiones, los inversores tienden a vender posiciones justo después de que hayan caído y se quedan fuera de una potencial recuperación. Así pues, la mejor estrategia es mantener la inversión con un horizonte temporal de largo plazo. 
  • La diversificación funciona: Pese a las difíciles situaciones de los últimos años (conflictos geopolíticos, pandemia), las carteras de inversión bien diversificadas compuestas por renta variable, renta fija y otras clases de activos han llegado a obtener una rentabilidad próxima al 8% anual, moderando además el efecto de la volatilidad a lo largo del camino.

 

Por todo ello, es fundamental que el enfoque a largo plazo de nuestros objetivos financieros acabe imponiéndose sobre la habitual visión cortoplacista en el ámbito de la inversión. Hemos de coger las riendas de nuestro futuro, hacer una planificación y recordar que el verdadero riesgo no es la volatilidad de los mercados, si no el no poder cumplir nuestros propósitos a lo largo de la vida, por ello, no descartes que invertir a largo plazo sea una posible opción para ti.

 

artículos relacionados

La Bolsa no es para jóvenes… ¿o sí?

La Bolsa no es para jóvenes… ¿o sí?

Mientras antes se empiece a invertir en renta variable, más probabilidades de éxito, por lo que la Bolsa sí es para jóvenes

Leer más
¿Qué influye en la variación de los mercados de capitales?

¿Qué influye en la variación de los mercados de capitales?

Los mercados de capitales son aquellos en los que se realizan compras y ventas de valores o activos financieros mediante operaciones a medio y largo plazo

Leer más
Guía de planes de pensiones: claves a tener en cuenta antes de contratar

Guía de planes de pensiones: claves a tener en cuenta antes de contratar

Los planes de pensiones privados siguen siendo una opción interesante para el fin que se crearon: servir de complemento a la futura pensión de jubilación pública con una interesante fiscalidad

Leer más
Volver
Escuchando

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.   

(solo te llevará unos minutos)