gestion-carteras gestion-carteras

El poder del chip: un caso de inversión a través de la Gestión Discrecional de Carteras (GDC)

Uniblog

Lo más óptimo para construir una cartera es invertir en varias etapas, y el porcentaje a invertir debe ser el que no se va a necesitar a medio plazo

13 Jun 2024

4 Min de lectura

Estimado lector. ¿Sabe en qué consiste la Gestión Discrecional de Carteras? Lo explicamos con un ejemplo. 

Mírese la uña del dedo meñique e imagine que está cubierta de miles de millones de circuitos diminutos. Después, trate de imaginar cada uno de esos circuitos abriéndose y cerrándose sin parar a una velocidad vertiginosa.

 

Lo que se acaba de imaginar representa la alucinante proeza tecnológica que hace funcionar su teléfono móvil, su ordenador, su coche e incluso los sistemas de seguridad nacional de su país. Los chips son sin duda la tecnología más importante del mundo, un recurso escaso del que depende gran parte de la economía moderna. 

Si repasamos la evolución de la industria de los semiconductores y trazamos un mapa de su futuro, se puede explicar por qué esta industria está atrayendo cantidades sin precedentes de nuevas inversiones privadas y públicas en Estados Unidos, Europa, China y más allá, y cómo una feroz batalla por controlarla podría tener repercusiones económicas y políticas de gran alcance. 

Los semiconductores también aparecen en muchos otros ámbitos, por ejemplo, cómo los avances en inteligencia artificial (impulsada por chips inteligentes) nos han permitido comprender mejor las proteínas, las complejas sustancias químicas que constituyen los componentes básicos de la vida. La esperanza es que el plegamiento de las proteínas abra la puerta a un desarrollo más rápido de fármacos, cultivos más resistentes y reciclaje alimentado por bacterias. Otro ejemplo muy llamativo y concreto es el de AUAR, empresa especializada en la construcción de edificios de madera sostenibles con robots constructores en lugar de humanos.

 

¿Cómo puedo beneficiarme en el ámbito de mis ahorros de estas nuevas tendencias y de la aplicación de estos avances tecnológicos en la economía real y, por ende, en la vida de las personas?

 

La respuesta es fácil, invirtiendo de forma eficiente en éste y otros muchos sectores de la economía.

 

La Gestión Discrecional de Carteras es por definición un servicio de inversión, una forma de gestión de inversiones en la que las decisiones de comprar y vender son tomadas por un gestor o equipo gestor de cartera por cuenta del cliente.

 

El término “discrecional” se refiere al hecho de que las decisiones de inversión se toman a discreción del administrador de la cartera, siempre dentro de unas fronteras y objetivos definidos previamente por el ahorrador. Esto implica, necesariamente, una delegación del cliente en las capacidades del gestor o equipo gestor profesional de inversiones.

 

El objetivo es alcanzar el máximo nivel de retorno posible con nivel de riesgo definido (en función del perfil inversor del cliente). El proceso de construcción implica la adecuada elección de los activos en los que invertir, así como cuanto invertir en cada uno:

  • La diversificación de activos reduce el riesgo específico (único) de un solo activo financiero, sea una acción, bono, etc. que toda cartera mantiene con los activos individuales. A medida que añadimos otros valores a una cartera, se va minorando dicho riesgo específico a niveles que pudieran ser más aceptables, incluso llegando a cero.
  • Descorrelación. Las carteras se hacen más eficientes cuando la construyes con una adecuada selección de activos poco correlacionados, incluso con clases de activos con una correlación negativa (que su comportamiento es de sentido distinto, cuando los precios de una suben, de la otra bajan).

 

¿Cuándo es el mejor momento para construir una cartera?

 

Esta es una típica pregunta, normalmente de difícil respuesta, aunque a través de la Gestión Discrecional de Carteras, el cliente se despreocupa ya que delega las decisiones en el gestor. Una vez determinados el ratio máximo de riesgo por porcentajes de riesgo bursátil o rango de volatilidades máximas, las clases de activos a incluir en la cartera, el porcentaje de liquidez, etc., el gestor profesional comenzará las compras reales. El mejor momento es cuando se tiene el dinero, lo óptimo es invertir en varias etapas, y el porcentaje a invertir es el que no se va a necesitar a medio plazo. En todo caso, le recomendamos que consulte con su asesor sobre cómo poder contratar el servicio mencionado.

 



artículos relacionados

Invertir a largo plazo: ¿es la mejor estrategia?

Invertir a largo plazo se revela, según los expertos inversores, como la mejor estrategia para alcanzar nuestros objetivos financieros

Leer más

¿Qué tipo de inversor soy?

¿Quieres descubrir qué tipo de inversor eres o serías? El perfil de un inversor depende de la tolerancia y capacidad que tengas respecto al riesgo. Según estas variables, los inversores pueden ser de tipo conservador, moderado o agresivo.

Leer más

¿Qué influye en la variación de los mercados de capitales?

Los mercados de capitales son aquellos en los que se realizan compras y ventas de valores o activos financieros mediante operaciones a medio y largo plazo

Leer más
Volver
Escuchando