Volver
fondoseuropeos fondoseuropeos

Qué son los Fondos de Recuperación Europeos y el Next Generation EU

Juan Francisco García Aranda

Economista

Sobre mi

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Málaga. Máster MBA por ESESA. Miembro del Registro de Expertos Contables del Consejo General de Economistas. 37 años de experiencia profesional, 33 de ellos en banca. Actualmente profesor en la UMA y miembro del equipo de trabajo del proyecto Edufinet de educación financiera.

la respuesta de la Unión Europea (UE) a la crisis del Covid-19 ha sido ejemplar por su rapidez, solidaridad y enorme cuantía de los importes destinados a superar la crisis, en primer lugar y como objetivo inmediato, y seguidamente aprovechar la oportunidad para transformar la economía europea

16 Mar 2021

8 Min de lectura

Este artículo sobre un tema de actualidad está escrito en marzo de 2021 pero su primer objetivo es que pueda resultarle interesante o útil tanto ahora como dentro de unos meses. Aunque llevamos desde el verano de 2020 oyendo hablar de los Fondos de Recuperación Europeos y del Next Generation EU todavía estamos en una fase previa de diseño y estudios sin desembolso alguno y con un calendario de varios años por delante para la ejecución y control de los proyectos.

 

Debemos empezar reconociendo que la respuesta de la Unión Europea (UE) a la crisis del Covid-19 ha sido ejemplar por su rapidez, solidaridad y enorme cuantía de los importes destinados a superar la crisis, en primer lugar y como objetivo inmediato, y seguidamente aprovechar la oportunidad para transformar la economía europea. Se ha comparado este compromiso europeo con la introducción del euro hace algo más de 20 años. Podemos estar asistiendo, por tanto, a una época histórica de cambios en la Europa que actualmente conocemos.

 

En mayo de 2020, en respuesta a la crisis sin precedentes causada por el coronavirus, la Comisión Europea propuso un instrumento temporal de recuperación, denominado Next Generation EU (en adelante NGEU), por valor de 750.000 millones de euros, y refuerzos específicos del presupuesto a largo plazo de la UE para 2021-2027.

 

Este acuerdo fue aprobado en julio por los jefes de Estado o de Gobierno, el mayor paquete de estímulo económico jamás financiado a través del presupuesto de la UE. Un total de 1,8 billones de euros para ayudar a reconstruir la Europa posterior al Covid-19 y hacerla "más ecológica, digital y resiliente".

 

Next Generation EU, el mecanismo de recuperación post Covid 19

 

¿Qué son los Fondos de Recuperación Europeos? En sentido amplio podemos referirnos a los 1,8 billones mencionados, pero la generalidad de las noticias que leemos sobre los fondos europeos se refiere a los 750.000 millones del NGEU. Que además se deben empezar a invertir en los próximos meses, empezando a llegar los primeros importes también en los próximos meses. 

 

Los 750.000 millones del NGEU no constituyen un único paquete. La mayoría de las noticias que leemos u oímos se refieren al denominado "Mecanismo de Recuperación y Resiliencia" (672.000 millones, el 90% de los 750.000 millones).

 

Y hay algo más. De esos 672.000 millones, 312.500 millones llegarán a los países vía transferencias, es decir, dinero para invertir que no hay que devolver. Este es el motivo por el cual no dejamos de oír hablar de los fondos de recuperación europeos. Nos van a llegar de Europa miles de millones para invertir y poder salir de la crisis si lo hacemos bien.

 

Los restantes 360.000 millones hasta los 672.000 millones llegarán a los países vía préstamo. Es un dinero que cada país tendrá que devolver. Un dinero que habrá que devolver si previamente el país receptor ha solicitado el préstamo pertinente. Se desconoce qué importe solicitarán los países. En el caso de España se llegó a publicar que, por ahora, no había intención de acudir a esta facilidad de endeudamiento.

 

El Next Generation EU en España

 

Vamos a intentar resumir en un cuadro lo que hemos comentado hasta ahora y cuánto corresponde a España:

 

Empezando por la parte de abajo del gráfico, España puede recibir más de 80.000 millones en los próximos años tras el reparto definitivo. Durante unos meses, incluso aparece así en documentos oficiales, se ha hablado (seguramente les sonarán las cifras) de 140.000 millones de los cuales 72.000 eran transferencias y el resto préstamos).

 

En los Presupuestos de 2021 se incluyen 27.000 millones con cargo a las transferencias incluidas en los fondos NGEU para políticas de transformación económica (descarbonización de la economía, potenciación de las capacidades investigadoras, digitalización, transformación de pymes e impulso del comercio y del turismo) y gasto social (sanidad, educación, políticas activas de empleo, dependencia, ayuda y promoción de los colectivos más vulnerables, cultura y acceso a la vivienda).

 

Por utilizar un elemento que nos sirva de comparación, podemos decir que toda la inversión pública en España en 2019 ascendió a aproximadamente 25.000 millones.

 

Pero todavía queda un camino por recorrer antes de recibir los primeros importes.

 

En octubre el Gobierno publicó y presentó a la Unión Europea el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, una especie de hoja de ruta para la modernización de la economía española bajo el paraguas del Next Generation UE.

 

La norma esencial para la gestión de los fondos europeos hasta ahora en España es el Real Decreto-ley 36/2020, publicado en el BOE de 31 de diciembre, por el que se aprueban medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Real Decreto-ley convalidado por Congreso de los Diputados el 28 de enero.

 

Reglamento del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE

 

Un hito fundamental ha sido la publicación el 12 de febrero en el Diario Oficial de la Unión Europea del Reglamento de la UE aprobado por el Parlamento Europeo por el que se establece el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

 

Este Reglamento detalla los objetivos del Mecanismo, su financiación, las normas para la concesión de dicha financiación y los instrumentos de control y seguimiento que se pondrán en funcionamiento. Se incluye también en el Reglamento la definición de la palabra "resiliencia": "la capacidad de hacer frente a perturbaciones económicas, sociales y medioambientales o a cambios estructurales persistentes de una manera justa, sostenible e inclusiva".

 

A partir de ahora, y hasta el 30 de abril, los Estados miembros deben presentar sus planes definitivos de recuperación y resiliencia. La Comisión Europea evaluará los planes basándose en unos criterios transparentes establecidos en el Reglamento y comprobará si las inversiones y reformas establecidas en los planes representan una respuesta equilibrada a la situación económica y social de cada Estado miembro, contribuyendo adecuadamente a los objetivos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (RRF por sus siglas en inglés). La Comisión dispone de dos meses para completar su evaluación.

 

Posteriormente, el Consejo de la UE dispondrá de hasta cuatro semanas para considerar la evaluación de la Comisión y adoptar una decisión de ejecución por mayoría cualificada. A partir de ese momento se podrá empezar a disponer de los fondos, pudiendo recibir cada país hasta el 13%  de los fondos a modo de anticipo. El resto de los desembolsos se producirán en función del cumplimiento de los objetivos. Hasta el 31 de diciembre de 2022 se recibirán el 70% y hasta el 31 de diciembre de 2023 el 30% restante.

 

No estamos, por tanto, antes una especie de "barra libre" de miles de millones. Se ha insistido desde diferentes instituciones en la necesidad de mantener un riguroso control en cuanto a la asignación de los fondos y su vinculación a los fines para los que fueron concedidos.

 

Procedencia de los fondos del Next Generation EU

 

Finalmente, otra consideración: el "nada es gratis" también se aplica a los fondos europeos. Los fondos NGEU se van a obtener acudiendo al endeudamiento en los mercados financieros. Este es otro de los acontecimientos históricos que vamos a presenciar. La Unión Europea se va a endeudar para financiar sus programas. Ya no estamos ante la deuda pública de un país aislado, es la propia UE la que pide prestado. Lo que se ha denominado mutualización de la deuda. Un gesto sin duda de solidaridad de los países con mejores finanzas publicas hacia los países más endeudados y con mayores problemas.

 

Pero este dinero la UE tendrá que devolverlo y para ello los países miembros tendrán que ponerlo. ¿Cómo? En el caso de España y otros países, dados sus niveles de deuda y persistentes déficits públicos, lo previsible sería una subida de impuestos  que permita al Gobierno obtener los ingresos necesarios. Lo dicho: "nada es gratis".

 

Queremos terminar esta entrada con dos párrafos de la exposición de motivos del Real Decreto-ley de gestión de los fondos europeos:

 

"La movilización de un volumen tan importante de recursos abre una oportunidad extraordinaria para nuestro país, comparable a los procesos de transformación económica producidos a raíz de la incorporación a las Comunidades Europeas en los años 80 o la creación del Fondo de Cohesión Europeo en mitad de los 90.

 

La rápida absorción de este volumen de recursos acelerará la recuperación del nivel de empleo y actividad económica y también resultará clave para la transformación del modelo económico español, para que esa recuperación sea verde, digital, inclusiva y social".

 

Que así sea porque hemos sido capaces de hacerlo y sacar el máximo provecho a los Fondos de Recuperación Europeos y en concreto al Next Generation EU.

 

Artículos relacionados

¿Qué podemos esperar de la economía en 2021?

¿Qué podemos esperar de la economía en 2021?

El nuevo año que acabamos de estrenar llega con una elevada incertidumbre, sin embargo las expectativas de crecimiento de la economía en 2021 mejoran tras el desplome sin precedentes vivido el pasado año

Leer más
Efectos económicos de COVID-19 y medidas gubernamentales para mitigarlas. Y ahora, ¿qué podemos esperar?

Efectos económicos de COVID-19 y medidas gubernamentales para mitigarlas. Y ahora, ¿qué podemos esperar?

Las medidas para frenar la pandemia de COVID-19 han causado un fuerte impacto en la actividad económica. El Gobierno ha desarrollado acciones para mitigar los efectos y tendremos que esperar a ver en cuánto queda la contracción del PIB.

Leer más
Escuchando

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.   

(solo te llevará unos minutos)