claves planes pensiones claves planes pensiones

Guía de planes de pensiones: claves a tener en cuenta antes de contratar

Miguel Ángel Larruga Rodríguez

Licenciado en Ciencias Económicas y Actuario de Seguros

Sobre mi

Licenciado en Ciencias Económicas y Actuario de Seguros. MBA Escuela Europea de Negocios. Curso Bolsa y Mercados Financieros ESCA. Ahorro Andaluz EGFP (Responsable Planes de Pensiones), Unicorp Vida, Responsable Negocio, formación y Product Manager de Planes de Pensiones.

Para identificar si un producto financiero es o no un plan de pensiones la ley nos lo pone muy sencillo: es obligatorio que aparezca en la denominación del producto las 3 palabras claves: plan de pensiones. Si no aparecen, no será un plan de pensiones

18 Jun 2024

4 Min de lectura

Los planes de pensiones privados han sido objeto de polémica y debate durante los últimos años, pero a pesar de ello, siguen siendo una opción interesante para el fin que se crearon: servir de complemento a la futura pensión de jubilación pública con una interesante fiscalidad.

 

En líneas generales, las aportaciones a planes de pensiones individuales se han limitado desde el año 2022 a un máximo de 1.500 euros.

 

El Gobierno, sin embargo, ha seguido extendiendo los beneficios de los planes de pensiones colectivos para beneficiar a las empresas para que les sea cada vez más atractivo constituir un plan de pensiones.

 

Si estás pensando en contratar un plan de pensiones, deberás tener en cuenta una serie de aspectos:

  • 1.- ¿Cómo sé si lo que contrato es un Plan de Pensiones?: los Planes de Pensiones cuentan con un lenguaje propio con el que identifica todos sus elementos tanto personales: partícipes, beneficiarios, como formales: valor liquidativo, unidad de cuenta, derechos consolidados... Pero para identificar si un producto financiero es o no un plan de pensiones la Ley nos lo pone muy sencillo: es obligatorio que aparezca en la denominación del producto las 3 palabras claves: plan de pensiones. Si no aparecen, no será un plan de pensiones.
  • 2.- Conocer tu perfil de riesgo para adecuarlo al tipo de inversión del plan: ¿cuál es tu reacción ante una fuerte corrección de los mercados? ¿no puedes dormir por las noches pensando que el complemento a tu jubilación se va a evaporar en un visto y no visto? Si tienes un horizonte temporal dilatado para llegar a tu jubilación, podrás acercarte a inversiones con más riesgo para conseguir mayores rendimientos, pero si por el contrario tienes tu jubilación a la vuelta de la esquina, lo más prudente es elegir planes que sigan una estrategia conservadora.
  • 3.-Conocer las distintas modalidades de planes que existen en el mercado: existe un amplio abanico de planes de pensiones y lo primero que les identifica es en qué tipo de activos invierten su patrimonio. Así, tenemos desde los planes más conservadores, donde sus carteras están integradas por activos de bajo riesgo, como la deuda pública; hasta los planes más agresivos, donde las elevadas volatilidades están a la orden del día.

 

Dentro del universo de planes de pensiones que se comercializan en nuestro país, debemos destacar los planes Ciclo de Vida, una modalidad muy interesante que van adecuando su inversión a la edad de sus partícipes, haciéndose año tras año más conservadora, con el objetivo de que los partícipes no tengan que cambiar de plan a medida que se se van acercando al momento de su disposición.

 

También han sido tendencia en los últimos años los planes sostenibles: planes que promueven características ambientales y sociales invirtiendo de forma mayoritaria, en activos que cumplen con estas características.

  • Rentabilidad: es interesante que investiguemos dónde vamos a poner nuestro dinero y analizar qué resultados consiguió un plan de pensiones determinado en el pasado y qué resultados está consiguiendo ahora. Es cierto lo que dicen todos los disclaimer: “rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras”, pero también nos dice mucho el análisis del track record (comportamiento a lo largo del tiempo) de una gestora que, de forma recurrente, haya estado consiguiendo buenas rentabilidades en su catálogo de planes de pensiones.
  • Comisiones: los gastos que tiene un plan de pensiones inciden directamente en la rentabilidad que consigue el plan. Básicamente el plan sólo tiene 2 gastos fijos: la comisión de gestión y la comisión de depósito. Estos gastos están limitados por ley a 1,50% y 0,20% respectivamente y ningún plan puede sobrepasar esos límites. Pero hay que ser cautos y no decidirse únicamente por un plan porque tenga sus comisiones bajas, porque si un plan me da una gran rentabilidad a pesar de tener las máximas comisiones, el importe de éstas, pasan a un segundo plano.

 

Después de analizar estos puntos, ya estarás listo para tomar la decisión de contratar planes de pensiones y empezar lo antes posible a hacer aportaciones que serán la base del fondo que complemente tu pensión pública de jubilación que, lamentablemente, cada año será más y más reducida.

artículos relacionados

¿Cuánto puedo aportar este año a mi Plan de Pensiones?

En 2022 sigue habiendo cambios normativos que limitan aún más las cantidades a aportar a planes de pensiones individuales, que ya se vieron reducidas en 2021

Leer más

El futuro de los planes de pensiones: a la búsqueda de las claves económicas

En España, los planes de pensiones del sistema individual acumulan un patrimonio de 76.519 millones de euros, y tienen 7,5 millones de partícipes. Actualmente, son más de 406.000 los beneficiarios que reciben prestaciones procedentes de dichos planes

Leer más
Volver
Escuchando