Volver
brexit brexit

Consecuencias del Brexit para la economía española

Fernando Morilla García

Economista

Sobre mi

Licenciado en Ciencias Económicas y Licenciado en Ciencias Actuariales y Financieras por la Universidad de Málaga. Experto en Dirección financiera por ESESA. Actualmente desempeña su labor profesional en Analistas Económicos de Andalucía.

La salida del Reino Unido de la UE tendrá consecuencias económicas en el ámbito comercial y financiero, aunque su impacto será muy diverso para las distintas regiones y sectores en función de su exposición a la economía británica

11 Feb 2021

5 Min de lectura

El 31 de diciembre de 2020 finalizó el periodo transitorio previsto en el Acuerdo de Retirada, haciendo efectiva la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit). Finalmente, tras largas negociaciones, el Acuerdo de Comercio y Cooperación alcanzado el 24 de diciembre de 2020 permite establecer un marco de relaciones entre ambas partes, reduciendo la incertidumbre y minimizando el daño económico que representaría iniciar esta nueva etapa en un escenario sin acuerdo.

 

En el ámbito económico, este pacto elimina los aranceles y las cuotas en el comercio de bienes entre el Reino Unido y la UE, establece condiciones de competencia justa y un marco de cooperación económica, social, medioambiental y en materia de pesca.

 

No obstante, incluso con el nuevo acuerdo, la salida del Reino Unido de la UE tendrá efectos relevantes para la economía europea y, en particular, para la española, que mantiene una elevada exposición comercial y financiera frente al Reino Unido, superior a la que presentan otras economías de la UE.

 

Efectos sobre la actividad comercial y la inversión

 

El impacto del Brexit en la economía nacional se encuentra condicionado por una exposición comercial muy relevante de España frente al Reino Unido. Según el Banco de España, las exportaciones de bienes y servicios al Reino Unido representan el 9,6% del total, lo que supone una aportación del 3,4% sobre el PIB nacional. Profundizando en estas cifras, el mercado británico:

  • Representa cerca del 7% de las ventas españolas de bienes al exterior (1,6% del PIB) y constituye su quinto socio comercial.
  • Es el mercado emisor más importante de servicios turísticos (1,2% del PIB), concentrando en torno a la quinta parte de los turistas que entran en España y también del gasto turístico extranjero.
  • Supone el 11% de las exportaciones de servicios no turísticos (0,6% del PIB), destacando los de telecomunicaciones y financieros.

 

Dado el importante vínculo que mantiene con el Reino Unido, el acuerdo comercial beneficia particularmente a España. Sin embargo, las exportaciones españolas se verán afectadas por las limitaciones a la libre circulación de personas, capitales y mercancías: barreras no arancelarias, incremento en los costes administrativos y burocráticos, mayores controles aduaneros y sanitarios, etc.

 

Desde la perspectiva financiera, hay que considerar los efectos sobre la inversión extranjera directa (IED), ya que el Reino Unido es el segundo destino de las inversiones españolas (9% del PIB), especialmente en el sector financiero y de telecomunicaciones, mientras que, en sentido contrario, las inversiones británicas en España representan el 6,5% del PIB, centradas en energía, telecomunicaciones y tabaco. Posibles cambios en aspectos como la fiscalidad, la regulación laboral o un aumento de la incertidumbre podrían alterar o frenar estas inversiones.

 

Efectos sobre los sectores económicos

 

El impacto del Brexit sobre la economía española será heterogéneo a escala regional y sectorial, y dependerá de la distinta exposición comercial frente al Reino Unido en cada caso. El acuerdo comercial alcanzado representa un alivio para los sectores más orientados a la exportación como el agroalimentario, el textil y la industria del automóvil, que han logrado evitar los aranceles a sus productos.

 

Por otro lado, el sector turístico se encuentra condicionado por la pandemia de la COVID-19. Pese a ello, la posibilidad de viajar entre el Reino Unido y la UE sin visado (para periodos inferiores a tres meses) atenúa el impacto sobre la actividad turística, si bien esta podrá verse afectada por otras cuestiones como el tipo de cambio de la libra o las dificultades para operar de las empresas de transporte aéreo y terrestre. Estas cuestiones también podrían incidir en la inversión residencial, de la que el mercado británico constituye el segmento comprador más relevante.

 

Entre los sectores más perjudicados por el Brexit se encuentra la pesca que, según el acuerdo alcanzado, dispondrá de un periodo de transición de cinco años y medio durante los que podrá acceder a las aguas británicas, aunque reduciendo sus capturas en un 25%, lo que podría afectar a la actividad y al empleo del sector.

 

Perspectivas de la economía española ante el Brexit

 

En definitiva, el Brexit tendrá consecuencias para los flujos comerciales y financieros que la economía española efectúa y recibe, al introducir un nuevo escenario con ciertas limitaciones  que incidirán sobre el crecimiento del PIB, el consumo privado, los salarios y el empleo.

 

No obstante, una vez conocidos los términos del acuerdo en el que se materializará la salida, las perspectivas son algo más favorables. Sin embargo, además de este acuerdo, el impacto final del Brexit también va a depender de otras cuestiones como:

  • Las medidas compensatorias que puedan establecerse para ayudar a los sectores y regiones más perjudicados por el Brexit: está previsto que España reciba 184,2 millones de euros en 2021 con cargo al fondo de reserva creado por la UE.
  • Los convenios bilaterales que se establezcan entre la UE y Reino Unido para mitigar, los efectos derivados de los cambios en la vinculación existente hasta ahora.
  • La evolución de la cotización de la libra frente al euro: la depreciación de la libra respecto al euro implica un encarecimiento de los productos españoles que se venden en Reino Unido y una pérdida de poder adquisitivo de los británicos, que puede afectar al sector turístico nacional.

 

Por último, no hay que olvidar que el Brexit también puede generar oportunidades para España, que podría ganar peso en la toma de decisiones de la UE ante la salida de una de sus principales economías. Por otra parte, compañías radicadas en Reino Unido, así como profesionales de alta cualificación, podrían optar por instalarse en otros países de la UE, y España cuenta con especial atractivo para ello. Además, las empresas españolas, en particular las más grandes, productivas y diversificadas geográficamente, podrían aumentar su capacidad exportadora, sustituyendo una parte de las ventas de las empresas británicas a la UE e incluso reemplazando las importaciones de la economía española realizadas al Reino Unido.

 

Escuchando

Para Unicaja Banco S.A., titular de la página web, es importante  adaptarse a tus gustos y preferencias, para ello usamos cookies propias y de terceros, que recaban datos de conexión que pueden vincularse con tu usuario de registro y cuya finalidad es medir el volumen y la interacción de los usuarios en la página web, ayudar a mejorar el funcionamiento y los contenidos web, así como los servicios y productos ofrecidos elaborando perfiles de comportamiento, cuidando siempre de tu privacidad. Puedes elegir de manera  transparente la configuración que mejor se adapte a ti, sin que ello suponga ningún cambio en tu operatividad habitual.   

(solo te llevará unos minutos)